sábado, 27 de marzo de 2021

A vueltas con el PBTA, Monster of the Week.

 Hasta hace poco había tenido una opinión muy (pero muy) mala sobre los PBTA. Mi primera experiencia fue una partida de Dungeon World en la que el director de juego, aunque bien intencionado, hizo una partida cutrilla, en la que lo único que tenía preparado era un enfrentamiento contra un PJ malvado y sus huestes, el resto fue un "hacédmelo vosotros". Después, llevado por mi querencia cthuloidea compré Tremulus (puro afán coleccionista) y un par de meses después me dejé convencer para jugar una partida. La misma experiencia, el mismo resultado.

Luego compré Kult: Divnitiy Lost. Lo compré porque era Kult, y me apetecía ver que habían hecho con el trasfondo y porque, seamos sinceros, es una edición preciosa con los dorados y la maquetación que tiene (y además me permitió tener una excusa para comprarme los dados del juego, que no dejan de ser 2d10 pero con el simbolito en el 10, ¿qué mas se puede pedir?). Al leerlo, me dí cuenta de que el sistema propuesto le pegaba mucho, de modo que me puse a ver vídeos sobre el tema (youtube, el amigo del rolero) y aprendí que no es un PBTA al uso, por aquello de que tiene una ambientación ya trabajada detrás. Así pues, me dejé liar para jugar una nueva partida de PBTA, pensando que, ya sólo por el grupo de jugadores la partida iba a ser un desastre: como director un conocido que está en EEUU y como jugadores un estudiante ruso de español, un estadounidense que habla un español extraño, la hermana del director que vive en Malta y yo. ¿Qué podía salir mal?

Jugamos tres partidas, incluyendo la sesión 0, a Uncharted Worlds, y tengo que reconocer que, quitando el inconveniente de tener que jugar en horarios rarunos, fue una experiencia estupenda.

Después de eso, semi-envalentonado, me propuse comenzar a dirigir Pbta (o semi-Pbta) y dirigí "El ascenso y caída de Silvia" para mi grupo habitual y después "Oakwood Heights" al grupo de Uncharted. La experiencia fue muy buena, es un tipo de dirección más exigente pero mucho más estimulante, y me reitero en la opinión de que el sistema es muy adecuado para Kult. La misma noche de Oakwood Height, en un arrebato rolero que no tenía desde que estaba en la universidad, también estuve de jugador en una partida de Monster of the Week y también me lo pasé como un enano.

Uncharted Worlds me gusta, pero Monster of the Week me parece genial y creo que Phylax (la ambientación de horror/fantasía urbana que tengo casi terminada pero sin testar, https://viajerosalvaje.net/index.php/savage-worlds/phylax/) quedaría mucho mejor jugada con MotW que con Savage Worlds. De modo que seguiré jugando MotW y cuando haga un descanso de oxigenación en lo que estoy trabajando ahora, comenzaré a convertir el material de Phylax a algún formato de material fan. 

Y ya he divagado un par de minutos con cosas que no puedo contar en casa porque no le interesan a ninguno de mis cohabitantes XDDDD



No hay comentarios:

Publicar un comentario