jueves, 22 de abril de 2021

Queen y el "cancelacionismo"


 

 Hoy sólo voy a hacer una reflexión en alto, que para eso tengo el blog, y además (si ya me has leído anteriormente) sabrás que he subido mi habilidad de "sudapollismo" en muchos niveles, por lo cual hoy voy a hacer esta reflexión que, dado el clima de buenismo imperante en las redes, antes no hubiese hecho.

Últimamente (ya ocurría antes, pero ahora parece estar sufriendo un repunte) vuelve el "yo cancelo". Porque tal escritor era un racista, porque tal autor es muy de izquierdas o porque tal autor es muy de derechas. Que no nos engañémos, canceladores los hay en ambos bandos del espectro político, aunque es un fenómeno más acusado en la izquierda.

A mí, personalmente, me da igual lo que haga cada uno con su dinero en cuestiones de literatura y rolería variada pero, también personalmente, no deja de parecerme un poco ilógico.

Ilógico como lo de meter avisos en Lo que el viento se llevó, ilógico como eliminar las partes más crudas de la II Guerra Mundial en la enseñanza porque las mentes de los estudiantes seguro que no están preparadas, ilógico como censurar ciertos libros, o como pretender reescribir la mitología griega porque los contenidos no se ajustan a los valores actuales. Todo ello avalado desde el punto de la superioridad moral y de justificaciones intelectuales varias, pero olvidando uno de los preceptos básicos de la hermenéutica, el que se resume como "el texto en su contexto". Pero ¿quién soy yo para opinar esto, por dios? Seguro que soy un nazi y no lo sé. Es más, he dicho por dios, seguro que soy católico  (en realidad estoy excomulgado, bueno, "apartado de los santos sacramentos", como prefiere decir ahora la iglesia).

Gracias a que este cancelacionismo no ha dispuesto de las redes sociales hasta ahora, es por lo que tenemos cosas como la película "Apocalypse Now", porque está inspirada en "El Corazón de las Tinieblas" de Conrad, y no sé como esa novela aún no ha sido objeto de la ira de algún grupo de esos que saben que es lo mejor para nosotros (supongo que debemos dar gracias a que muchos cancelacionistas no leen tanto como dicen).

¿Y Queen?

Lo de Queen viene a que, por supuesto, todos recordamos imágenes del concierto de Queen en el Live Aid! the 1985, ya sea por verlas en televisión en su época o por verlas después en algún momento (o por la película Bohemian Rapsody, tan entretenida como mentirosilla en cuanto detalles históricos). Sin embargo, si fuese hoy en día, Queen sería un grupo cancelado.

Existió en Sudáfrica (lo digo para los más imberbes e imberbas) una cosa llamada Apartheid (si no sabéis lo que fue, usad vuestro Google-Fu) y como medida de presión contra el gobierno de Pretoria se estableció un embargo cultural sobre el país. ¿Embargo cultural?  Sí, nada de particpar en Juegos Olímpicos, ni cosas internacionales y, entre otras cosas, nada de que fuesen bandas a tocar allí.

Y Queen lo hizo, fueron allí y luego donaron el dinero recaudado. Eso hizo que entrasen en la lista negra de Naciones Unidas (palabrita del niño Jesús, consultad la hemeroteca, consultad). ¿Qué hubiese ocurrido hoy en día? Tontolabas llorando en tik-tok porque su grupo favorito los había decepcionado, gente diciendo que ha quemado los discos de Queen, y fotografías de discos de Queen en la taza del excusado. Ojo, que aún estáis a tiempo después de enteraros de esto, no dudéis en hacerlo si vuestro corazón se siente herido. Eso sería el fin de Queen en 1984, un año antes del Live Aid, No más discos. Ahora mirad los discos que sacó Queen después del 84 y mirad las canciones que hay en ellos. Mirad las canciones que nunca hubiésemos tenido.

Pero no sólo eso, Bob Geldof, organizador del Live Aid!, que después se ha pasado años intentando lavar su imagen al respecto, en un principio no quería a Queen en el concierto, por aquello de la lista negra y esas cosas, pero luego cambió de idea y entonces Freddy Mercury le dio largas, ante lo cual Geldof llamó al manager de Queen para que hablase con "esa vieja maricona" y le metiera prisa.

Hoy en día el flame en las redes sería de proporciones épicas: ¿Se puede cancelar a un gay de origen pakistaní por racismo, además después de que se le haya dedicado un comentario como ese?

¿Qué tontería  de argumento y de pregunta, verdad? ¿A que desprende maniqueismo y malas intenciones? Lo que he contado fue una situación que se dio en un cierto contexto y no hay que darle más importancia. 

Ya.

Cuéntaselo a los cancelacionistas de hoy en día.

martes, 20 de abril de 2021

Dune: Aventuras en el Imperio (Dune: Adventures in the Imperium)

 

 


En esta entrada no voy a hablar sobre el libro físico, que aún no me ha llegado, pero sí del contenido, que los que entramos en la preventa tenemos desde hace algún tiempo (hablo de la versión en inglés, saben los dioses cuanto falta para que lo tengamos en español, espero que Nosolorol no tarde demasiado).

 Tras leerlo varias veces, e incluso iniciar una partida (digo iniciar porque hubo que dejarla a medias), y como fan de la cifi en general y de Dune en particular que soy, voy a dar mi opinión (que para eso tengo un blog).

La verdad es que, actualmente, me gusta más que al principio, cuando Modiphius envió un resumen con una aventura.

Así, de buenas a primeras, me esperaba una ficha distinta, más rebosante de casillas, después de todo venía de ver la de John Carter de Marte y la de Conan, que también son sistema 2d20 (al igual que Dune) y sentí que faltaba algo. La preview tampoco ayudaba mucho, pero una vez puestos a dirigirla, me dí cuenta de que la simplificación del sistema 2d20 que habían hecho era más que suficiente. Me ha gustado la gestión de los Asset (activos, recursos...) en lugar de tener inventario en el personaje, ya que sólo se anota aquello que es relevante. Pongo el ejemplo que viene en el manual al respecto, porque es muy explicativo: si eres un combatiente se da por supuesto que vas a tener un cuchillo, no se pone en tus asset. Se pondría si tu cuchillo tuviese algo relevante en su construcción o fuese importante por su valor sentimental. Es decir: si es un cuchillo hecho de un material especial o si es un regalo de alguien importante para tí.

Supongo que el cambio de punto de vista en lo que respecta a las mecánicas del juego viene dado porque cuando recibì la preview (además de no estar todo) no había jugado en serio a juegos PbtA, y hacerlo ha cambiado mi punto de vista rolero . OJO: Dune NO ES un Pbta, es sistema 2d20. Lo anterior era un comentario personal.

La ficha:



Esta es la versiones en color, pero Modiphius también la ha sacado en blanco y negro, y en versión editable.

La maquetación es sobria y limpia, lo cual para mí es cada vez más importante, que los ojos ya no son los que eran (y no es la típica coña, es cierto, las editoriales roleras deberían pensar en cuantos años tiene la media de sus compradores). Aquí unos ejemplos.




El manual comienza hablando sobre Dune, los libros que han inspirado el manual, y haciendo un resumen de lo que es la historia del universo de Dune, desde la Yihad Butleriana hasta el año 10.191 AG (cuando Paul Atreides tiene 16 años). Es decir, nada del Dios Emperador, ni Habladoras Pez, ni Honoradas Matres ni nada de eso. Lo cual tiene sentido porque este es el manual básico de la línea, y la línea tendrá (dicen ellos, espero que sea así) suplementos para jugar en las distintas eras posibles. Las eras de juego posibles son (aunque, repito, este manual está hecho únicamente con vistas a jugar en la Era del Imperio).

  • La Yihad Butleriana
  • La Reconstrucción
  • El Imperio: La de este manual. Las anteriores se resumen, así por encima, para poder saber de donde vienen muchas de las cosas existentes (supongo que habrá quien no se haya leído todas las novelas publicadas).
  • La Ascensión de Muab'dib
  • La Era del Dios Emperador
  • La  Diáspora (Dipersión la llaman en algunas traducciones).
  • La Era del Enemigo.

Es decir, que si todo va bien, además de este manual habrá seis suplementos más. ¿Porqué no comenzar por la primera de las Eras de juego? Creo que la solución a esa pregunta es sencilla, porque la Era del Imperio es la que todo el mundo conoce mejor.

Después, el libro dedica 56 páginas a describir el Imperio tal y como está antes de los acontecimientos de la novela Dune. Las novelas correspondientes a esta Era serían las de las tres Grandes Casas (Atreides, Harkonnen y Corrino), El Duque de Caladan y la propia Dune. Para mi gusto un buen resumen y bien estructurado. Interesante para cualquiera que le guste el universo de Dune.

Después viene la parte de la creación de la Casa a la que pertenecen los personajes jugadores. Lo divide en 4 tipos de casa

  • Naciente: Acaba de ser reconocida como una Casa Menor.
  • Casa Menor.
  • Casa (Casa Mayor)
  • Gran Casa

 


 

 Como las novelas tienden a centrarse en las Grandes Casas, que son generalmente las impulsoras del cambio, se suele olvidar que hay muchísimas casas (depende del territorio que dominen y su estatus), que suelen depender jerárquicamente unas de otras, no sólo del Lansraad.

Este es el punto fuerte, desde mi punto de vista, para jugar en esta era. La gente suele ver esta era como la de los acontecimientos en Arrakis (es lógico) e incluso la propia Modiphius potenció ese punto de vista con la partida que incluyeron el la preview del manual entregada en la preventa. Sin embargo, la política de las casas, los intentos de ascenso, el kanly y todo lo que tiene que ver con una época tan convulsa y llena de puñaladas, da para mucho juego. Recordemos que en Dune (en la novela) si lo vemos bien, no hay buenos ni malos, todo el mundo quiere poder, ese es el único motor que mueve a todas las facciones. Ya lo harán con más o menos delicadeza, o más o menos sutilmente, pero todo el mundo quiere lo mismo.
En la novela nos ponemos de parte de los Atreides porque es el punto de vista de la historia narrada, pero en el fondo, si nos fijamos, lo que hacen es aprovecharse de la ingenuidad de los Fremen y de que estaban condicionados por las historias de la Missionaria Protectiva que la Bene Gesserit soltaba en todos los planetas con gente oprimida, para adecuar a Paul al mito. Es decir, los Atreides saben que el mito es inventado y se aprovechan de ello. Mienten. En la película del 84 es algo que se obvia y da la impresión de que el mito era real. Pero bueno, en esa película también el Barón Harkonnen es malvado porque muajaja y ya está, porque es necesario un malo malísmo que a la mínima arranque válvulas mitrales y se regodee en la sangre a borbotones, cuando en la novela lamenta, hasta cierto punto, que las cosas tengan que ser como son. Y no me quejo de la película del 84, es una película entretenida basada en Dune, pero hay que ser conscientes de que hacen ligeros cambios que, finalmente, acaban tergiversando argumentos.

Luego viene la creación de personaje, no voy a entrar muy en profundidad, es sistema 2d20 y seguro que encontraréis reseñas sobre el sistema por ahí, y no es el motivo de esta entrada. Eso sí, es un 2d20 mucho más sencillo que el de Conan, y se ha simplificado un poco más que el de John Carter de Marte, pero le queda bien al juego.

La creación de personajes se hace a partir de arquetipos: los "especiales" son  más cerrados en cuanto a personalización (Suk, Bene Gesserit, Mentat, Fremen, Agente de la Cofradía) y luego hay 20 arquetipos más, divididos según cual sea la habilidad principal que utilicen. Estos 20 son más abiertos a personalización (también dice lo típico de que si ningún arquetipo se puede ajustar a lo que tenías pensado, que lo hables con el director de juego para crear otro, pero creo que de los existentes se puede sacar practicamente cualquier cosa con las modificaciones permitidas). La lista de Traits (rasgos, cualidades...) disponibles es lo suficiente extensa como para poder configurar el personaje, y cumplen, desde mi sesgado punto de vista, un papel similar al de las ventajas que hay en Savage Worlds

También hay la posibilidad de creación de personaje "durante el juego", es decir, creas parte del personaje antes de comenzar y durante las primeras sesiones le eliges lo que falta. En este proceso viene determinado que es lo de selección obligatoria y que es lo que puedes elegir una vez se comience a jugar.

Pero, además de ese personaje "principal" también se dispondrá de otro secundario, desarrollado de una manera más simple. 

Esto se debe a que habrá ocasiones en la que, si tu personaje es, por ejemplo, el Maestro de Ginaz de una Casa Menor,  no va a participar en misiones cutres de la Casa (por decirlo de forma que todos nos entendamos), de modo que los jugadores tendrán el PJ "principal", con más peso en la casa, y otro PJ "secundario".

A continuación nos habla sobre el reglamento de juego en sí mismo, y como los distintos Asset influyen en él. Un asset no tiene porque ser un objeto, puede ser un contacto, una información que te permita chantajear a alguien... Cumplen una importante función en el juego, no sólo mecánica, sino también narrativa.

El siguiente capítulo, el ocho, nos habla de la dirección del juego y de la creación de aventuras. Aquí se tratan temas (a mayores de los genéricos), que siendo propios de la ambientación pueden tener mayor o menor relevancia a la hora de crear aventuras y dirigirlas, como la posible presciencia, la relevancia del equilibrio tecnológico o el poder que tiene la fe en este universo.

El capítulo de Aliados y Adversarios trae las fichas de las principales personalidades de las Casas Atreides, Harkonnen y Corrino; da consejos sobre como crear PNJ en esta ambientación (6 páginas muy jugosas), PNJ ya creados, y consejos para crear Casas rivales a la de tus personajes.

El capítulo diez es la aventura "Haversters of Dune", y después el libro acaba con un Apéndice que trae la ficha de personaje y las típicas tablas de resumen de reglas que, supongo en mi mismidad, que serán una parte de la pantalla de director de juego, y que son sumamente útiles.

En resumen: me ha gustado mucho, sistema incluido. De normal le daría la nota máxima de cinco palillos, pero como no estoy seguro de si mi opinión estará influida por lo fan que soy de Dune, le voy a dar:


 





miércoles, 14 de abril de 2021

PEG y sus ensoñaciones con los VTT

 


Bueno, pues aquí estoy de nuevo, analgesizado y anticoagulado, y dispuesto a razonaros el porqué de este precio del setting de Deadlands para Foundry VTT. ¿Cuñadeo? Puede que sí, pero no me faltará razón. ¿Hate? No, estos señores de PEG cada vez me dan más igual y lo único que me importa es que saquen de una p**a vez una versión definitiva del básico, que no me parece mucho pedir, porque en 2019 cuando lo sacaron ya era algo "extensamente testado" y no hacen más que parchear cosas para adaptarlo a lo que necesitan que haya para los siguientes productos que sacan. Y a quien piense que se trata de hate le indico que esa atribución a mis intenciones me importa un bledo.

Lo voy a desglosar en dos partes. Primera: 

PEG viene muy mal acostumbrada de Fantasy Grounds en esto de los VTT. Los señores de Fantasy Grounds han dejado muy claro (ya que lo dijeron expresamente) que entienden que sus clientes son las empresas que ponen los productos a la venta, no tú, ni yo, ni pepe el del cuarto que le compramos sus productos, y como hasta ahora disponían de un público rehén (si querías un VTT de calidad eran la única opción, porque roll20 es, se pongan como se pongan algunos, claramente inferior en lo que a automatización se refiere) y por eso no se preocupaban en actualizar las capacidades de su producto y le dijeron a sus clientes (las empresas, recordemos, no tú, ni yo, que somos los que les transferimos dinero) que cambiasen los precios de sus productos VTT. y que los subiesen de ser el equivalente en digital a ser el equivalente en papel. ¡Que los clientes paguen tres veces por lo mismo!

Pero vino Foundry, y el COVID-19, y la cosa esa de los VTT se disparó. PEG intentó subirse al carro de Foundry con un producto de mierda. Sí, de mierda, porque los automatismos que han incluido en el sistema base de Savage para Foundry no tienen ni comparación con los que que tienen para FG. Mismo precio, peor producto = producto de mierda. Aquí, en Nueva York o en la Luna. En todas partes menos en la mente de algunos fanboys.

Otras empresas, con otros sistemas, vieron en Foundry una oportunidad para salirse de las políticas de precios de FG y, con un producto de programación más asequible que FG (hasta yo medio entiendo cosas del Foundry) poder hacer que los jugadores de sus productos pudiesen jugar comodantemente en VTT ahora que no podían hacerlo en mesa. Ahí tenemos la política de precios que se ha seguido con Warhammer Fantasy o la que está siguiendo Fria Ligan con sus productos.Y hacen bien, porque controlando de Javascript y CSS puedes montar un ruleset (mis conocimientos de javascript son escasitos, pero me lo han dicho pajaritos que saben de eso), y esas empresas han pensado que mejor hacerlo ellas bien y sacar algún dinerillo, que no que lo haga la gente de modo fan y que no vean ni un euro.

Y ante eso, ¿qué hace PEG?, ¿mejorar la programación de su sistema base? No por dios, eso sería algo lógico. No, no, no. Lo que han hecho es sacar el setting de Deadlands a 49.99 dólares para Foundry, tal cual como si te lo vendiesen para el Fantasy Grounds, pero careciendo de los automatismos que tiene en FG. Dicen los rumores que tienen más de 5 personas trabajando en la cuestión de VTT, pero si eso es cierto no sé que cojones hacen, porque para unos copia-pega de texto formateados y hacer tokens y pawns no hace falta tanta gente. Pero claro, siguen con la mentalidad de: tenéis que pagarnos por el VTT lo mismo que si tuviese costes de impresión y no como si fuese el sustituto de la versión digital.

Esa falta de capacidad mental de adaptación a los tiempos que corren era la primera parte, ahora vamos con la segunda:

Pathfinder. Ah, Pathfinder, eso que iba a ser el pelotazo universal... y no lo fue. Y ojo, que el kickstarter distó mucho de ser un fracaso desde el punto de vista económico (aún así veréis como algún tontolaba vendrá a poner en mi boca tal afirmación) pero, y he aquí el gran pero, no fue todo el gran pelotazo que se esperaba. Se notó claramente en el mailing masivo, continuo, y sin precedentes en PEG que hubo en las dos últimas semanas del mecenazgo. El producto que iba a ser como el anillo de Sauron rolero, que uniría a todos bajo Savage, recaudó un 27,66% menos que Deadlands y la cantidad de mecenas (para quien prefiera mirar eso) fue el 56,79% de los que tuvo Deadlands. Se recaudó mucha pasta: sí, pero también hay que ver el precio que tenían las cosas y que se financiaban dos productos (reglas+bestiario y las sendas de aventura). El número de mecenas no miente, como tampoco miente el número de jugadores de Pathfinder que se han pasado a Savage Pathfinder... muy escasito. "Pues yo conozco a... que le gusta". Ya, ¿y que me quieres decir con eso?, ¿que un par de ejemplos son representación de una gran mayoría? Bueno claro, así funciona la demoscopia en este país. La gran base de jugadores de Pathfinder juega a Pathfinder por el tipo de experiencia que les ofrece, y esa experiencia no se la ofrece el reglamento de Savage.

"Pero es que Deadlands es Deadlands, es un producto estrella" se puede argumentar. Ah señores, pero es que en teoría este era el anillo de Sauron de Savage, concebido para suplir la falta de capacidad de crear fantasía de PEG (reconocido por ellos mismos, no me hagáis que ponga de nuevo el vídeo) y atraer también a los jugadores de Pathfinder al mundo del FFF y los dados que explotan. 

Por ahora la jugada no ha salido tan bien como PEG esperaba. Luego, igual, con el tiempo, suben las ventas, ya se verá. Lo que con RIFTS les salió bien (con el ruleset, no con la expansión que sacaron ultimamente) no ha funcionado con Pathfinder. El mecenazgo de Pathfinder ha tenido un 33% menos de mecenas que el básico de RIFTS pero la recaudación ha sido similar, lo cual nos dice, claramente, que el interés en algo no se puede medir por la recaudación sino por los mecenas, y que la recaudación de Pathfinder ha venido dada por el precio elevado del producto impreso final y no tanto por el interés que pueda haber despertado (ni siquiera entre los propios fans de Savage).

Todo esto viene a que desde que se puso en marcha todo esto de Pathfinder Salvaje, Paizo tiene derecho a decir esa famosa frase de "¿Qué hay de lo mío?", es decir, royalties, dinero. Y esos royalties no se pagan solos, por lo que si el producto del que iba a salir el dinero no da todas las ganancias esperadas... pues habrá que sacarlo de otra parte. ¿Y de dónde lo pueden sacar? Del producto estrella, de Deadlands, de modo que se exprime un poco a los fans (o eso piensan ellos, porque no sé cuantos picarán en pagar eso por el ruleset para Foundry) y listo.

Pero claro, todo esto es lo que pienso yo... y que sabré yo.Ains.


lunes, 12 de abril de 2021

Verkami: Trilogía Illuminatus

 


 

 No, hoy no voy a hablar de un verkami de un juego de rol, hoy lo voy a hacer de un libro (más bien es una trilogía publicada en un solo volumen). Se trata de ¡Illuminatus! la trilogía de Robert Anton Wilson.

Es una trilogía excéntrica, humorística, conspiranoica, a propósito, a extremos magníficos. Esta trilogía, y otras obras de Robert Anton Wilson fueron las inspiración para el juego Illuminati de Steve Jackson Games que ahora vende Edge.

Por desgracia, hasta ahora era imposible encontrarla en español, pero la editorial Orciny Press ha comenzado un verkami para publicarla, en un sólo volumen, en tapa dura.

Una buena oportunidad para apostar por la ¿cultura friki?.

https://www.verkami.com/locale/es/projects/29601-trilogia-illuminatus-de-robert-anton-wilson-y-robert-shea


jueves, 8 de abril de 2021

Una futura asociación de editoriales roleras

 


Justo encima de estas líneas está el vídeo de youtube correspondiente a la charla de Edición de Juegos de Rol en España que se celebró al amparo de las Netcon. En los primeros minutos de la charla se habla sobre el proyecto (naciente) de una asociación de editoriales roleras, lo cual me parece no sólo encomiable sino también, dado el estado actual de la afición, algo útil.

Este es el claro ejemplo de que, si al final se lleva a cabo, la unión hace la fuerza.

Y hasta ahí llegaba lo que tenía escrito de la entrada cuando la comencé el martes por la tarde. La dejé a medio escribir (hoy al abrir el ordenador es lo primero que ha aparecido) y salí a la calle. Tuve un accidente (no de gravedad) que me machacó el pecho (lo tengo de colores entre morado y amarillo según la zona), me fisuró una costilla (de esas mierdas que sólo te duelen cuando respiras) y, como por si acaso me hicieron una revisión, me descubrieron un tromboembolismo pulmonar. Es decir, el accidente me ha salvado la vida porque el trombo ya tiene un cierto tamaño y de haber ido a más... pues chungo. ¿Y cómo es que hoy jueves por la tarde ya estoy escribiendo esto en mi casa?, pues porque como gasto parte de mi sueldo en un seguro privado en lugar de en toneladas de rol y otros vicios (que oye, cada uno se gasta el dinero en lo que le sale de los cojones), en estas 40 horas me han hecho dos analisis de sangre, tres electrocardiogramas, un TAC general, un angiotac torácico, un ecocardiograma y una ecografía doppler venoso de miembros inferiores. Algo que en la seguridad social (que en España es genial, que nadie venga a decir que afirmo lo contrario, que me conozco a los ofendiditos) me hubiese mantenido en el hospital durante varios días más. Ahora pertenezco al club del sintrom al menos durante unos meses. 

¿Y porqué os cuento toda esta mierda? Porque haberme salvado, de causalidad, de un mal futuro, me ha hecho subir de nivel en sudapollismo: ahora lo tengo a nivel 20 si lo miramos con sistema d20, o con nivel d12+2 si lo miramos en Savage Worlds. De modo que voy a continuar la entrada con ese nuevo espíritu:

Es cierto que la unión hace la fuerza y que, como dicen los propios participantes en el vídeo, les valdrá para darse apoyo unos a otros, solucionarse dudas, conseguir indicaciones de donde pueden conseguir una determinada cosa o buscar imprentas que les hagan trabajos de cierta manera...

Todo guay, cojonudo, es innegable. Pero hay algo que ninguno ha mencionado en las ventajas, y que yo esperaba escuchar: BUSCAR TRADUCTORES. Lo voy a repetir en centrado, con más espaciado y en negrita:  

B U S C A R  T R A D U C T O R E S.

Que oye, me parece genial que las editoriales que están comenzando tengan que mirar de ahorrarse unas perrillas para poder sacar el proyecto adelante, pero es que de un tiempo a esta parte las traducciones de los juegos han pasado de ser "mejorables" a ser "pasables" y después a ser "muy, muy, muy, muy, muy, muy,, pero que muy justitas". Y eso siendo generoso. Aquí debo romper una lanza en favor de HT que hace unas buenas traducciones.

¿Qué una traducción mejor encarece el producto? Sí, ya, claro, pero es que igual la gente comienza a pensar que para tener una traducción "tu ya sabes" prefiere leerlo en inglés. Mísmamente hay un juego al que estoy jugando actualmente, que me lo he comprado en inglés (el básico y la expansión) porque he visto la traducción que tienen hecha de un juego ya publicado y... it's going to be that not (¿veis la traducción cutre-literal que he hecho de "va a ser que no"?, pues ese es el nivel hacia el que se van dirigiendo las traducciones de rol). Y que me chirríen las traducciones a mí, que tengo un nivel medio-medio, es un indicativo de que la cosa va mal.

Y ya, que escribir acostado en cama es incómodo. Me voy a disfrutar de mis drogas legales.


sábado, 27 de marzo de 2021

A vueltas con el PBTA, Monster of the Week.

 Hasta hace poco había tenido una opinión muy (pero muy) mala sobre los PBTA. Mi primera experiencia fue una partida de Dungeon World en la que el director de juego, aunque bien intencionado, hizo una partida cutrilla, en la que lo único que tenía preparado era un enfrentamiento contra un PJ malvado y sus huestes, el resto fue un "hacédmelo vosotros". Después, llevado por mi querencia cthuloidea compré Tremulus (puro afán coleccionista) y un par de meses después me dejé convencer para jugar una partida. La misma experiencia, el mismo resultado.

Luego compré Kult: Divnitiy Lost. Lo compré porque era Kult, y me apetecía ver que habían hecho con el trasfondo y porque, seamos sinceros, es una edición preciosa con los dorados y la maquetación que tiene (y además me permitió tener una excusa para comprarme los dados del juego, que no dejan de ser 2d10 pero con el simbolito en el 10, ¿qué mas se puede pedir?). Al leerlo, me dí cuenta de que el sistema propuesto le pegaba mucho, de modo que me puse a ver vídeos sobre el tema (youtube, el amigo del rolero) y aprendí que no es un PBTA al uso, por aquello de que tiene una ambientación ya trabajada detrás. Así pues, me dejé liar para jugar una nueva partida de PBTA, pensando que, ya sólo por el grupo de jugadores la partida iba a ser un desastre: como director un conocido que está en EEUU y como jugadores un estudiante ruso de español, un estadounidense que habla un español extraño, la hermana del director que vive en Malta y yo. ¿Qué podía salir mal?

Jugamos tres partidas, incluyendo la sesión 0, a Uncharted Worlds, y tengo que reconocer que, quitando el inconveniente de tener que jugar en horarios rarunos, fue una experiencia estupenda.

Después de eso, semi-envalentonado, me propuse comenzar a dirigir Pbta (o semi-Pbta) y dirigí "El ascenso y caída de Silvia" para mi grupo habitual y después "Oakwood Heights" al grupo de Uncharted. La experiencia fue muy buena, es un tipo de dirección más exigente pero mucho más estimulante, y me reitero en la opinión de que el sistema es muy adecuado para Kult. La misma noche de Oakwood Height, en un arrebato rolero que no tenía desde que estaba en la universidad, también estuve de jugador en una partida de Monster of the Week y también me lo pasé como un enano.

Uncharted Worlds me gusta, pero Monster of the Week me parece genial y creo que Phylax (la ambientación de horror/fantasía urbana que tengo casi terminada pero sin testar, https://viajerosalvaje.net/index.php/savage-worlds/phylax/) quedaría mucho mejor jugada con MotW que con Savage Worlds. De modo que seguiré jugando MotW y cuando haga un descanso de oxigenación en lo que estoy trabajando ahora, comenzaré a convertir el material de Phylax a algún formato de material fan. 

Y ya he divagado un par de minutos con cosas que no puedo contar en casa porque no le interesan a ninguno de mis cohabitantes XDDDD



sábado, 13 de marzo de 2021

Dados Pixel

 

 


 https://www.kickstarter.com/projects/pixels-dice/pixels-the-electronic-dice?lang=es

Pulsa en el enlace de arriba. Vas a ir Kickstarter de los dados pixel (ha sobrepasado los dos millones de dólares cuando escribo esto).

Yo no voy a entrar, porque estoy dejando el vicio de los dados, pero tú, que me lees, igual sí quieres (y puedes) permitirte 35 dólares por cada dado. En estos momentos en España ha habido 109 compradores.

¿35 dólares?, ¿qué tienen música?

Pues si, música y colorines.

Son dados físicos, que están cabledos en el interior y tienen luces que brillan cuando los lanzas. Pero la cosa no queda ahí, porque se conectan con una aplicación del móvil y puedes configurar patrones de lúces, condiciones para que brillen con un patrón u otro, e incluso mostrar la información en el móvil y emitir sonidos dependiendo del resultado.

Pero la cosa no acaba ahí. ¿Echas de menos lanzar dados ahora que casi todas las partidas son online? Pues estos dados son la solución, porque conectando el dado por Bluetooth al ordenador, los lanzamientos aparecen en el ordenador (por ahora en Roll20 y Foundry, pero están mirando de implementarlo para Fantasy Grounds y D&D Next). Los vídeos son entretenidos de ver (al menos para los que nos gustan los dados). 

Ante eso me pregunto: ¿qué viene después de esto?

De modo que con este kickstarter estreno el palillómetro (todo cuñado que se precie tiene un palillo, de los planos, nada de moderneces, que esgrimir) y le quito medio palillo de la puntuación máxima por el precio. Que sí, que seguro que es un precio más o menos ajustado teniendo en cuenta el desarrollo tanto de los dados físicos como del software, pero a ese precio, y teniendo en cuenta que es algo absolutamente innecesario, es un precio elevado.